¿Existen las reversiones en la ELA?

Hay dos cuestiones relacionadas y muy repetidas por parte de los enfermos de ELA. ¿Es posible que revierta la enfermedad? ¿se investiga sobre ello? Recientemente se publicó en el blog de la MND Association, la Asociación de la Enfermedad de la Motoneurona de Inglaterra, un artículo muy completo sobre estas preguntas y creemos conveniente facilitar aquí su traducción a los afectados de ELA de habla hispana.

En julio de 2020, un equipo de pacientes, profesionales médicos, emprendedores, biólogos computacionales y estudiantes de medicina de Estados Unidos y que se llama “Everything ALS”, organizó una charla y una sesión de preguntas y respuestas con el Dr. Richard Bedlack acerca de las reversiones de la ELA. El Dr. Bedlack es profesor de neurología en la Universidad de Duke en California y declara haber documentado 48 casos de reversiones de la ELA. Estos casos fueron diagnósticos confirmados de ELA, algunos hace muchos años, que actualmente llevan vidas normales y saludables con sus síntomas revertidos de manera muy notable o total.

Entre los afectados de ELA, estas situaciones de reversión generan un comprensible interés y aquí se tratará de mostrar las evidencias conocidas.

¿Qué es un revertiente de ELA?

Un revertiente es aquella persona que ha recuperado de modo significativo o completamente la función motora habiendo sido previamente diagnosticado de ELA. Para describir una persona revertiente de ELA, el Dr. Bedlack busca las siguientes características en su historial médico:

Diagnóstico de ELA, confirmado por su historia, exámenes, y electromiograma para poder descartar otra enfermedad que pudiera ser confundida con la ELA.
Una previa progresión de la debilidad y dependencia según se mide por la escala ALSFRS-R
Una recuperación persistente y notoria de la pérdida de función motora como por ejemplo:

· Dependiente de ventilación mecánica que pasa a respirar de modo autónomo

· Dependiente de alimentación por gastrostomía que pasa a tragar normalmente

· Sin capacidad de hablar que vuelve a recuperar el habla.

· Dependiente de cuidadores que puede prescindir de ellos y se vuelve independiente.

La progresión en la ELA es determinada por medidas de funcionalidad y supervivencia. La funcionalidad se mide a través de la escala ALSFRS-R, que mide de “0” para la falta total de funcionalidad a “4” para una funcionalidad total. En una población grande de personas con ELA, la escala desciende a un ritmo medio de un punto por mes.

La supervivencia es más difícil de medir ya que los tratamientos como la ventilación mecánica tanto invasiva como no invasiva, permite alargar la vida a los pacientes de ELA que se someten a ellos. Por esto se suele usar como medida el tiempo hasta que se necesita de esta intervención.

La progresión de la enfermedad no es una línea recta. La ELA tiene fases de avance y fases en las que no progresa de una manera normal. En el pasado Simposio Internacional de ELA, el profesor Andrea Calvo habló sobre esas pausas en la progresión de la ELA y el siguiente vídeo.

Los revertientes de ELA, donde los pacientes experimentan una mejora significativa de sus síntomas, sin embargo, son muy raros, lo que es potencialmente importante y justifica su estudio. ¿Podría se algo atribuible a que sus cambios de progresión son más prolongados, o hay algo más ahí que no ha sido identificado aún?

¿Que sabemos de los revertientes de ELA?

Hasta julio de 2020, el dr. Bedlack ha encontrado 48 casos cofirmados de revertientes en todo el mundo.

Todos esos casos han entrado en la base de datos demographics para comparar las características de su enfermedad, otras circunstancias médicas y cualquier tratamiento en los registros nacionales.

Esto ha descubierto algunas similaridades entre algunos revertientes de ELA:

Tienden a ser algo más jóvenes que la media de enfermos de ELA, 51 años de media.
Hay más casos de hombres que de mujeres.
Es habitual que hayan experimentado una progresión más rápida antes de comenzar a mejorar.
Son más propensos a probar terapias alternativas.

¿Cómo se explican estas reversiones?

El Dr. Bedlack propone tres hipótesis:

Que haya habido un diagnóstico de ELA equivocado. La persona en realidad nunca tuvo ELA sino algo muy similar que ha sido confundido con esta enfermedad.

Factores endógenos. Hay algo diferente en estos pacientes que es capaz de luchar contra la enfermedad, un factor endógeno. Esto se ha visto en algunas otras enfermedades.

Por ejemplo, en torno al 1% de los contagiados por el HIV no desarrolla el SIDA. Estas personas han sido denominadas “controladores de élite” y tienen una mutación concreta en el gen CCR5 que hace que el virus no pueda entrar en las células. A raíz de este descubrimiento se generó un medicamento que imita esta mutación y que ha beneficiado a la gente con el HIV. Quizás los revertientes de ELA tengan algo en común que pueda ser explotado para crear un tratamiento que pueda beneficiar al resto de enfermos de ELA.

Tratamientos alternativos. ¿Hay algún tratamiento o terapia que hayan usado estas personas que realmente haya funcionado? Esto se refiere a tratamientos no prescritos tanto tomados aisladamente como junto a otros compuestos o como parte de un régimen.

La terapia más común que han probado estos revertientes de la ELA (6 de los 48 casos) es la curcumina, que se encuentra en la cúrcuma. El propio Drl Bedlack está diseñando un ensayo clínico usando la curcumina como parte de su programa Replicación de los Revertientes en ELA (ROAR según las siglas en inglés), en el que 100 participantes recibirán un tipo de curcumina llamado teracurmina y que espera dar resultados en el 2021. En la página ALS Untangled se analizan diversos tratamientos alternativos y lo que se conoce de sus efectos.

Hay diversos ejemplos de pacientes descubriendo efectos de medicamentos que los investigadores no se habían planteado. Un ejemplo es Neudexta. Este fármaco se usa en la ELA para controlar la afección pseudobulbar, caracterizada por episodios impredecibles de lloro o risa. En el ensayo clínico original, se estaba buscando si Nuedexta podría frenar la progresión de la ELA. Y aunque el resultado fue negativo, los participantes informaron de una mejora en la afección pseudobulbar.

¿Está la respuesta en el Estudio de Revertientes de ELA (St.A.R. según las siglas en inglés)?

En este programa, el Dr. Bedlack seguirán diversas vías exploratorias para tratar de encontrar las diferencias entre los revertientes de ELA comparado con el progreso típico de la ELA.

Genética.

Se va a proceder a una secuenciación completa de muestras de salvia de todos los revertientes de ELA y se comparará con los genomas de la gente con una progresión estándar de la ELA. Así se podrán identificar posibles cambios que confieran esa habilidad para luchar contra la enfermedad tal y como se pudo identificar en los “controladores de élite” del HIV. Si se identificase uno o varios genes, el siguiente paso sería trabajar en su mecanismo de acción para desarrollar algún tratamiento. Los resultados de este estudio genético se espera que puedan tenerse listos hacia el final del 2020.

Exposición a factores ambientales.

Todos los revertientes de ELA completaron una encuesta sobre factores de riesgo sobre sus vidas, por ejemplo, cosas a las que han estado expuestos debido a su profesión. Esas respuestas se han comparado con las dadas por pacientes de ELA con una progresión normal. La única diferencia encontrada está relacionada con el trabajo al que se han dedicado más tiempo. Había una proporción mayor de carpinteros y ebanistas. Aún no se sabe si eso significa algo.

Durante el diagnóstico de la ELA se toman varias imágenes cerebrales. El equipo de este programa está revisando las imágenes para ver si encuentran en ellas las señales clásicas que se observan en gente con ELA, como anormalidades en una región del cerebro donde se localizan las motoneuronas superiores. También mirarán si detectan alguna otra diferencia que identifique a esa gente que ha experimentado una reversión.

Histología

En colaboración con el Banco del Instituto Nacional para la Salud Cerebral en Estados Unidos, los revertientes de ELA pueden donar su cerebro y espina dorsal tras su muerte para ser comparada con gente que desarrolla un progreso de la ELA típico. En pacientes con ELA, grupos de proteínas se ven en las motoneuronas tanto de cerebro como de espina dorsal. ¿Tienen tal vez estos revertientes de ELA estas características o presentan otras diferencias importantes en sus tejidos que puedan decirnos algo de la reversión del progreso de su enfermedad?

Microbioma

El microbioma es un conjunto de microorganismos (tanto patógenos como beneficiosos que viven en nuestro tracto gastrointestinal. Durante mucho tiempo se ha sabido que esos microorganismos contribuyen a la salud del intestino, pero ahora hay evidencias que sugieren que podrían jugar un papel en las enfermedades neurológicas. En este estudio compararán el microbioma de revertientes de ELA con enfermos con una progresión normal de la enfermedad y buscarán si hay diferencias.

¿Qué significa esto para la gente que vive con la ELA?

Los revertientes de ELA son raros pero podrían dar claves de mecanismos endógenos para la lucha contra la enfermedad, o tratamientos no probados que puedan funcionar en modos que no entendemos aún.
Por el momento, no sabemos porqué ninguno de los 48 revertientes de ELA mejoró su situación. Aunque hay ciertos tratamientos asociados a algunos casos, eso no implica que causaran la mejora. Cabe destacarse también que 30 de los 48 casos estaba tomando las medicinas prescritas usualmente.

El concepto de revertiente de ELA es interesante, pero debe mirarse con cautela hasta que futuros estudios puedan desarrollarse para confirmar que no son simples paradas naturales de la enfermedad, pero más prolongadas de lo habitual, y debe estudiarse más sobre sus causas. El Dr. Bedlack podría haber identificado algunas teorías comprobables para estudiar estas reversiones en la ELA y, esperemos, ese trabajo pueda aportar más respuestas de por qué ocurren, finalmente conduciendo a un tratamiento para todos.

En el siguiente vídeo puede verse una charla virtual sobre las reversiones en la ELA.

Puedes escuchar también al Dr. Bedlack en una charla sobre las reversiones, el programa St.A.R. y el programa R.O.A.R. en el siguiente seminario web.

Fuente: Fundación Luzón

Deja una respuesta