Egresados Tec diseñan para impactar de 1 hasta 100 mil personas

Seis meses antes de graduarse Alejandra Ortíz y Javier Mejía decidieron emprender y fundaron Puro Diseño Mexicano en 2015.

PDM ofrece una amplia gama de sillas de ruedas y accesorios para la vida diaria de personas activas y dependientes.

Sus sillas bipedestadoras (se le llama bipedestación a la capacidad de mantenerse erguido sobre las extremidades inferiores) y activas se fabrican totalmente a medida, asegurando una excelente calidad, durabilidad y sobre todo, la personalización para que cada producto que fabriquen, sea tal cual lo imaginó el cliente.

Dentro del marco de charlas en línea “Woman that impact”, ofrecidas por parte de la Escuela de Arquitectura, Arte y Diseño del Tecnológico de Monterrey campus Ciudad de México, Alejandra expuso acerca de la importancia de la inclusión y equidad dentro del diseño.

Estos foros buscan que los alumnos y público en general conozcan acerca de procesos proyectuales aplicados para el desarrollo de productos, servicios y sistemas de distintas mujeres EXATEC de diseño industrial, que están impactando en industrias emergentes.

Puro Diseño Mexicano es el único despacho de diseño en México creado por diseñadores industriales egresados del Tecnológico de Monterrey Ciudad de México, enfocado en el desarrollo de equipo para personas con discapacidad.

“Todos los que trabajamos en este proyecto estamos conscientes del potencial que tiene el buen diseño para mejorar nuestro entorno y estamos comprometidos a desarrollar productos y servicios que ayuden a mejorar la calidad de vida de las personas” dijo Alejandra.

De acuerdo con Alejandra, la mayor parte de la población está comenzando a abrir los ojos o al menos a tomar responsabilidad y acción ante los problemas que muchas veces se ven como normales pero que en realidad no lo son.

“Cualquier proyecto que tenga un impacto positivo en la sociedad. Si mejora la calidad de vida de 1 o de 100,000 personas, ¡nosotros queremos hacerlo!”, agregó

Alejandra menciona que hay muchas cosas que se pueden hacer ante la discriminación racial, en torno al feminismo o a la discriminación por discapacidad.

“Hablar de diseño para la equidad, es el hecho de hacerlo conscientemente con el propósito de mejorar, cambiar y atender una problemática social específica, ya que al momento de diseñar se genera un Impacto” expuso.

Para la egresada, la importancia radica en buscar que el diseño se vuelva algo mucho más consciente, que no se separe la palabra diseño de la sociedad, ya que para ella, van totalmente de la mano, porque al final diseñan para seres humanos.

“Al ser diseñadores necesitamos tener en cuenta todos los aspectos de diversidad para poder crear herramientas, sistemas o tecnologías que nos ayuden a construir sociedades más justas y que sean proyectos más humanos”, concluyó.

Fuente: Tec de Monterrey

Deja una respuesta