Aldo Smith perdería a su abuela, una figura importante en su vida, la cual antes de partir le dejó un mensaje

Pocos son los jugadores que han estado alejados de las canchas durante media década y han logrado volver a disputar un partido de fútbol americano profesional en la NFL; aunque si todo continúa como ha venido siendo estos últimos meses, Aldon Smith muy seguramente vuelva, y sea parte de esa selecta lista.

Smith, quien hasta hace poco había llevado una vida de descontrol y plagada de problemas legales que lo afectaron en su ámbito profesional, afirma haber llegado a su punto de quiebre y tomó la decisión de convertirse en un “mejor ser humano”, para darle lo mejor de sí mismo, no solo a sus familiares y amigos, sino también a los Cowboys, el equipo que le ofreció una segunda oportunidad para brillar.

No obstante, el camino de Smith desde su suspensión por un año en el 2015 mientras estaba con los Raiders (que a la postre se convertiría en una suspensión indefinida) y su reinserción a la liga el pasado 20 de mayo, no ha sido fácil. Ha sido un trayecto lleno de altibajos y de muchísimas casualidades que lo llevaron a Dallas. Un trayecto en el que indagaremos a continuación.

Luego de su suspensión en el 2015, Smith continuaría metiéndose en problemas con la ley y luchando con su adicción al alcohol, hasta que un infortunio lo ayudaría a abrir los ojos y darle una vuelta de 180º a su vida.

Smith perdería a su abuela, una figura importante en su vida, la cual antes de partir le dejó un mensaje que calaría en su memoria hasta el día de hoy, y por el resto de sus días:

“Ella sufría de ELA (Esclerosis Lateral Amiotrófica), por lo que falleció a una edad más temprana de la que debería haberlo hecho”, declaró Smith.” La ELA te quita muchas de las funciones de tu cuerpo, así que ella no podía hablar, pero la última vez que la vi, pudo decir algunas palabras y hacerme llegar un mensaje, y fue simplemente ‘Sé mejor’. Básicamente, sal allí afuera y obtén lo que te mereces. Y eso se me quedó grabado”.

Un mensaje simple, pero con mucho poder que ayudó a Smith a poner sus cosas en orden, empezando desde un punto de vista más personal que deportivo.

“Para mí, como para la mayoría de la gente, creo que, si alguien realmente quiere cambiar, eso viene desde dentro. Así que llegué a un punto en el que estaba harto de cómo vivía mi vida, y sabía que necesitaba cambiar si quería ser algo y recuperarla.”

Gracias a eso, Smith tomaría la iniciativa de asistir al Unbreakable Training Center en California, un tipo de gimnasio fundado por el periodista deportivo Jay Glazer, donde jugadores profesionales y veteranos asisten en busca de rehabilitación, y entrenamiento tanto físico como mental. Y es allí donde las casualidades comienzan a tener lugar.

Un día Mike McCarthy va a Los Ángeles a visitar a su hija (cuando este se encontraba sin empleo y no tenía si quiera pensado ser el próximo entrenador en jefe de los Cowboys), y decide tomar un tour turístico al Unbreakable Training Center, lugar donde conoce a Aldon Smith, y conoce el lado humano de este personaje aborrecido por muchos en el ámbito deportivo.

“Sólo estaba compartiendo mi historia, encontrándome con alguien con quien había jugado anteriormente”, dijo Smith durante una conferencia virtual con los medios locales el viernes pasado. “Sólo estaba encontrándome con él, teniendo una conversación. Cuando conocí a mucha gente y cuando lo conocí a él (McCarthy), sólo estaba compartiendo quién era yo y todo por lo que había pasado, y mi historia”.

Posterior a su encuentro con McCarthy el cual muy seguramente tuvo influencia en su llegada a Dallas, las casualidades seguirían ocurriendo a favor de Smith, quien, sin siquiera saberlo, recibiría ayuda de parte de su entonces entrenador en el Unbreakable Training Center, Jay Glazer.

Ron Slavin, actual agente de Smith quien para entonces tan solo lo conocía de nombre, recibiría una llamada de Glazer en diciembre del año pasado, comentándole sobre Smith y el gran potencial que este tiene.

“En diciembre, mientras veía un partido de domingo por la noche, recibí una llamada de Jay Glazer. Me llamó y me dijo que había estado entrenando a Aldon desde agosto. Que Aldon había estado sobrio desde entonces, y quería saber si tenía interés en trabajar con él. Hice algunas otras llamadas telefónicas y luego Aldon ya estaba volando a Dallas para que nos conocieramos.”

Slavin continuaría diciendo que en cuanto se conocieron, pudo notar que Aldon iba realmente en serio con sus intenciones de volver, y lo que logró impresionarlo más, es el hecho de que toda la culpa de los hechos pasados la dejaría caer sobre él, en vez de culpar a terceros, y que ese es el “verdadero cambio” que puede tener una persona en esa situación.

El rumor se empezó a esparcir por la liga, a medida que el interés en Smith por parte de múltiples equipos de la NFL subía escandalosamente.

Se le llegó a vincular con los Saints debido al gran lazo que tiene Glazer con el actual entrenador del equipo Sean Payton, pero realmente todo parecía apuntar a los Cowboys como la opción correcta.

Esto no solamente por la conexión de su representante Slavin con la Estrella (quien vive y lleva su negocio en Dallas Fort Worth), sino también por el hecho de que los Cowboys acababan de firmar a Jim Tomsula como su nuevo coach de la línea defensiva. Coach con quien compartió durante los cuatro años que estuvo con los 49ers.

Eventualmente los Cowboys se harían con los servicios de Smith, quien afirma estar feliz porque siente “haber seleccionado la opción correcta”:

“Volver y estar con Jimmy es definitivamente emocionante”, dijo Smith. “Lo pasamos muy bien con el grupo de jugadores que teníamos allá en SF, así que estoy emocionado”.

Y aunque el hecho de que los Cowboys hayan ido a por Smith es catalogado como una “apuesta” donde no saben si saldrán perdiendo o ganando, lo que ha mostrado Smith durante su recuperación y entrenamientos es realmente inspirador. Así lo afirma Glazer quien lo entrenó por varios meses.

“Es tan increíblemente fuerte, y lo mejor es que es mucho más fuerte desde dentro”, dijo Glazer. “Le ayudamos a construirse a sí mismo de adentro hacia afuera. No sólo queríamos hacerlo físicamente más fuerte y rápido. Realmente queríamos construir su fuerza emocional e interior.”

Slavin por su parte, también hace hincapié en lo fuerte que se ha vuelto Smith y en el gran potencial que este está mostrando.

“El entrenador Tucker me llamó después de su primer entrenamiento con Aldon, y me dijo: ‘Ron, tenía una almohadilla de protección, pero cada vez que me golpeaba con sus manos y sus movimientos de pass rush, sentía como si me golpeara con un sartén’. Así que les digo, él es diferente.”

Viniendo de un agente que representa a jugadores como Adrian Peterson, estas palabras significan mucho para Smith, quien está pasando lentamente de un jugador al que no se le tenía ningún tipo de expectativas, a uno que puede llegar a ser un defensivo estelar este 2020.

“No estoy tratando de convertirme en una mejor persona, me estoy convirtiendo en una mejor persona”, dijo Smith. “Y con la ayuda de la gente a mi alrededor, la gente que me ha tendido la mano, y conmigo sólo queriendo lo mejor para mí, eso ha sido posible. El viaje para ser una mejor persona no es sólo para poder volver y jugar al fútbol.”

Toda una historia digna para que Smith se gane el respeto y cariño de quienes la conozcan. Una historia cautivante, que sin duda logrará que muchos lo apoyen en su regreso a la NFL.

Fuente: vamoscowboys.com

Deja una respuesta