AstroRx, una nueva terapia celular en marcha

Hablábamos recientemente de que no hay que fijarse únicamente en las motoneuronas a la hora de buscar terapias para la ELA.

En el sistema nervioso hay otros tipos de células, como los astrocitos, que trabajan coordinadamente con las motoneuronas. Son células que ayudan a las neuronas a funcionar correctamente y su papel puede ser muy importante en el desarrollo de la enfermedad.

En Israel, la empresa Kadimastem Ltd. ha comenzado un ensayo clínico de fase 1/2 de un nuevo tratamiento con células madre. En este caso está orientada, no a generar nuevas motoneuronas, sino a generar nuevos astrocitos. El nombre de este tratamiento es AstroRx.

En un comunicado de prensa han anunciado que los resultados parciales que han obtenido hasta el momento son prometedores. Estos resultados se basan en solo 5 pacientes, así que son resultados que hay que mirar con mucha prudencia. Sin embargo, son resultados que han provocado que los investigadores soliciten cambiar el protocolo del ensayo para los siguientes grupos que recluten.

Según estos resultados, la dosis más baja de AstroRx parece provocar una diferencia en el ritmo de cambio en la escala ALSFRS-R antes y después del tratamiento. La progresión de la enfermedad parece ser más lenta después del tratamiento. Además, el tratamiento se muestra seguro, sin efectos tóxicos registrados hasta el momento.

Según sus observaciones, los pacientes tratados con la dosis más baja de células mostraban un cambio en la progresión de su enfermedad que era significativo en los tres primeros meses después del tratamiento, pero luego volvían a la progresión anterior. En el protocolo inicial se consideraba solo una inyección de células y, lo que van a cambiar, es que haya dos inyecciones consecutivas del tratamiento AstroRx separadas por un intervalo de 2-3 meses.

Se espera que los resultados de los demás grupos de pacientes en este ensayo estén listos en la primera mitad de 2021. Habrá que esperar aún para saber si son suficientemente buenos para poder iniciar un ensayo de fase 3.

Fuente: Fundación Luzón

Deja una respuesta