Prevención de las ulceras por presión

Aprovechando el momento de los cambios postulares y de la higiene es conveniente la movilización activa o pasiva de las articulaciones.

¿Que son las ulceras por presión?

Son lesiones o heridas producidas en la piel por la presión y el roce mantenido.

Presión + Tiempo = Ulcera

¿Donde aparecen?

Hay zonas del cuerpo más sensibles a su aparición

Prevención de las ulceras por presión

Prevención de las ulceras por presión

Aprovechando el momento de los cambios postulares y de la higiene es conveniente la movilización activa o pasiva de las articulaciones

¿ Como podemos evitar que aparezcan?

Cambios postulares. Procure no estar apoyado en las mismas zonas del cuerpo, mas de 2 0 3 horas cuando esté en la cama y mas 1 – 1,5 horas cuando este sentado. Cuando su movilidad vaya estando reducida son de gran ayuda los dispositivos que existen para reducir la presión en la piel: colchones y cojines alternantes de alivio de la presión, taloneras, apósitos protectores etc. NO UTILICE FLOTADORES DE BAÑO

  • Movilización. Aprovechando el momento de los cambios postulares y de la higiene es conveniente la movilización activa o pasiva de las articulaciones, que favorece la circulación en las diferentes zonas y evita la rigidez de las articulaciones.
  • Higiene. Utilice para la limpieza de la piel agua templada, un jabón neutro y secando sin frotar. Extreme el secado en las zonas con pliegues como ingles o axilas. Utilice una crema hidratante para la piel, aplicándola hasta que se absorba completamente, evite su uso en zonas enrojecidas o con lesiones. No utilice colonia, alcohol ni polvos de talco.
    Utilice preferentemente para las prendas de vestir y la ropa de cama tejidos naturales como el algodón, procurando que queden estiradas, sin arrugas ni pliegues.
    La piel debe permanecer permanentemente limpia y seca.
  • Inspección diaria de la piel. Durante la higiene es recomendable realizar una revisión del estado de la piel para detectar precozmente la aparición de piel seca, rojeces, ampollas etc.
  • Alimentación. Coma alimentos ricos en proteínas (carnes, pescado, leche y huevo), legumbres, frutas y verduras o según le recomiende su medico. Beba por lo menos 2 litros al día de agua, zumos o caldos.

Fuente: AdEla