Consejos para la deglución en la ELA

Gema Cano es fisioterapeuta especialista en ELA. En sus visitas domiciliarias a las familias ha ido detectando algunas prácticas que se pueden mejorar a la hora de comer (posturas, alimentos).

Por tal motivo, aquí nos deja algunos consejos:

  • Mantener una postura correcta del tronco a 90º para que la postura del cuello sea adecuada y la cabeza se mantenga en una buena posición. La cabeza no puede estar echada hacia detrás porque se cierra el conducto por donde pasa el alimento, sin embargo puede estar un poco inclinada hacia delante, algunos afectados refieren que pueden tragar mejor así.
  • Es muy importante no mezclar alimentos sólidos con líquidos, por ejemplo la sopa de fideos con garbanzos. Lo correcto es tomarse los fideos y garbanzos secos por una parte y, el caldo por otra. La misma precaución hay que tener con una naranja con zumo o con el salmorejo con guarnición…
  • No tomar frutos secos, ni alimentos que se desmenuzan o cualquier otro tipo de alimentos que pueda quedarse pegado en la garganta y pueda provocar tos.
  • Cuidado con el agua, hay que hidratarse pero a veces se convierte en el primer agente atragantador. Por ello, se recomienda echar espesante al agua (aunque a la gente no le suele gustar), tomar gelatina rica en agua, beber zumos y bebidas isotónicas que son de consistencia más espesa para evitar los atragantamientos.
  • En algunas ocasiones se utilizan pajitas para beber y se inclina un poco la cabeza hacia delante y se mejora el proceso de deglución. También podemos tomar el agua con una cuchara.
  • Cuidado al tomarse las pastillas, en muchas ocasiones se toman con yogur por esa consistencia más espesa que ayuda a tragar. Se debe tener en cuenta que las pastillas Riluzol ya las dispensa el neurólogo en jarabe.
Consejos para la deglución en la ELA

Consejos para la deglución en la ELA

Estos son unos consejos básicos, espero que os sean de ayuda. Ante la duda se encuentran los especialistas de nutrición y deglución que os puedan resolver cualquier incertidumbre. También podéis consultar con vuestra enfermera gestora de casos.

Fuente: Ela Andalucia